Mi hijo va a tener un hermanito/a ¿Cómo manejar la noticia?

 

Cuando tienen a su primer hijo/a, todo su cariño, atención y preocupaciones giran en torno a él/ella. Sin embargo, cuando deciden tener otro hijo, la situación puede llegar a ser estresante o angustiante para el primogénito si no se lleva a cabo una preparación. Para ustedes puede ser un proceso normal, de muchas emociones e ilusiones, inclusive para la mamá el proceso de embarazo puede ser muy diferente al primero. Por lo mismo y dado que su primer hijo/a se encuentra acostumbrado a ser el centro de atención y cariño total por parte de ustedes les damos estas recomendaciones para que el proceso sea benévolo.
 
Es importante que, durante este proceso de nuevo embarazo, la pareja tenga una buena comunicación y tome en cuenta que a diferencia de la primera vez que se embarazaron, ya no son dos personas, sino tres las que viven con el proceso. Hay niños que cuando se les da la noticia de que tendrá un hermanito o hermanita pronto reacciona con mucha emoción y entusiasmo. Sin embargo, hay niños los cuales no les llama nada la atención y su reacción es completamente diferente, donde expresan que no quieren un hermanito/a y no logran aceptar que esto sucederá. En la segunda reacción inclusive puede pasar que, si el peque era más independiente, comienza a ser más inseguro o solicita constantemente la atención y el cariño. Dicha situación es normal y parte del proceso y entendimiento de su peque. Les damos algunas recomendaciones que pueden llevar a cabo para que su hijo se sienta presente y tomado en cuenta en esta nueva etapa que los tres vivirán antes de que nazca su hermano/a menor y cuando lo haga. 

Dar  la  noticia:

  • Es importante que los dos se sienten a darle la noticia a su hijo.

  • Durante la conversación se recomienda explicar a su peque qué es lo que va a pasar, qué implica que su mamá se encuentre embarazada y qué implica tener un hermanito/a.

 

  • Independientemente de la reacción que su hijo tenga, es importante brindarle un espacio en el cual respondan sus dudas. 

 

​Prepararse para la llegada:

 

Para los niños, es importante ser parte del proceso, por lo que es muy recomendable que, si compran muebles nuevos, si deciden cambiar de casa o cambiar el cuarto, su hijo sea partícipe. De esta manera sentirá que los tres son parte del proceso y no que ustedes están preparando la llevada de un nuevo miembro en la familia y están dejando de lado al primero que llegó con ustedes.

 

  • Si compran ropa, muebles o juguetes, pídanle a su hijo/a que les ayude a elegir

  • Si renuevan el cuarto o lo adaptan para ambos hijos, pídanle a su peque que les ayude con la decoración o a pintar.

 

  • Dejen que su peque elija el primer juguete para su hermanito/a

 

  • Existen médicos que no permiten la entrada durante los estudios a los niños, sin embargo, soliciten en alguna de las visitas, un pequeño espacio para que su hijo vea a su nuevo hermano/a.

 

  • Cuando se acerca la fecha de nacimiento, es importante que le expliquen el proceso (cuando sea hora de ir al hospital qué va a pasar con ustedes, qué va a pasar con él o ella, dónde se quedará, etc). Esta situación puede ser un poco difícil, ya que habrá quien les conteste que quiere ir con ustedes o que no quiere quedarse con alguien más mientras estén en el hospital. Es importante validar las reacciones, pero explicar qué va a suceder y por qué sucederá de esa manera.

 

  • Es importante explicar qué necesidades tiene un recién nacido y que es necesario como papá/mamá brindarle más tiempo del de ustedes para atenderlo.

 

Cuando llega:

 

  • Hay familias que, ante la llegada de un recién nacido, le dan un regalo a su hijo mayor de parte del nuevo hermanito/a. Eso depende completamente de ustedes

 

  • Es importante hacer partícipe a su hijo mayor sobre cosas relacionadas con su hermano/a menor. Dicha participación no debe de ser enorme, pero sí de manera que el hermano mayor se sienta parte de y que los está ayudando. Algunas cosas en las que puede ayudarles: pasarles un pañal, las toallitas, elegir su ropa, si pide mamila llevársela, etc… Lo importante es que no sienta que es dejado de lado y no puede ser parte de la experiencia que ustedes están teniendo con su nuevo hermano/a.

 

  • Tomar en cuenta que hay ocasiones en las que los hijos mayores pueden presentar un retroceso en su desarrollo, es decir, si ya dormían solos vuelven a pedir dormir con ustedes, llegan a tener accidentes nocturnos (se hacen pipí), etc… Dicho proceso es normal, lo importante es que eventualmente puedan volver a su desarrollo como lo estaban haciendo.

 
Tener otro hijo es una experiencia diferente a cuando tuvieron a su primer hijo, existe una experiencia previa, aprendizajes nuevos y el cuerpo también ha cambiado. Disfruten como pareja este nuevo embarazo y permitan a su hijo/a mayor participar de esta experiencia que es nueva para los tres. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square